Pentax Me-Super

Cámaras telemétricas

1979

Esta es la tercera máquina que compré, en 1980, y que utilicé durante muchísimo tiempo, hasta el año 2003, en la que adaptándome a las nuevas tecnologías adquirí mi primera máquina digital (Una Fujifilm Fine Pix).

La Pentax Me-super, ha contribuido enormemente a la popularización de la fotografía. Gracias a su facilidad de manejo, a la calidad de sus objetivos y a su relativo módico precio, se comercializaron una infinidad de unidades. No estaba esta máquina dirigida a un usuario de alto nivel, sino a un fotógrafo de nivel medio.

Pese a ser bastante compacta, no se ha escatimado el uso del metal en su fabricación. Eso sí todo el exterior del cuerpo es de aluminio, lo que le confiere un aspecto tradicional y una durabilidad muy elevada.

Se destaca su obturador electrónico de cortinillas metálicas de corrimiento vertical, con velocidad máxima de 1/2000 y sincro para flash de 1/125.

Al terner un obturador electrónico necesita pilas para funcionar, si bien puede funcionar mecánicamente sin pilas a la velocidad de 1/125 sg.

Las velocidades se pueden seleccionar en modo manual o automático y al presionar sobre unos botoncitos en la parte superior, en el visor se ven desfilar unos diodos iluminados que indican la velocidad que se selecciona.